El segundo día, minuto a minuto

SABADO del Arde Lucus. Les cuento lo que he vivido:
• 7,00 horas.- Me gustaría dormir hasta más tarde, pero otro día que me despierto temprano. Esta vez me levanto inmediatamente y me voy pasear con Bonifacio y “La Piolina”. Ninguno de los dos estaba mucho por la labor; seguramente les gustaría descansar un poco más. Que conste que yo no les obligo a seguirme; son ellos los que pretenden estar siempre unidos a mi como siameses; incluso la gata en estas circunstancias deja a un lado su habitual desapego.
• 7,30 horas.- Hace una mañana muy agradable. Luce un espléndido sol y la temperatura es suave. La rutina de siempre: me cojo EL PROGRESO y paseo leyéndolo mientras los animales me siguen de cerca. La primera noticia que me “asalta” es el lío de la Diputación. Tal y como están las cosas nada me extrañaría que la “tercera vía” de la que tanto se habló sea la que llegue al poder y que el nuevo presidente se apellide como yo, aunque nada tenemos que ver: ni lo conozco. También es de traca lo de esos concejales del PP que no acudieron a votar por su lista. Me interesa especialmente la información del “Arde Lucus”. El suplemento de EL PROGRESO se abre con una foto en color a toda página de la alcaldesa Lara y de Cesar Augusto (Alfonso Orol) que circulan por la ciudad en una cuadriga)
• 9,00 horas.- Regreso a casa. No hemos estado paseando hora y media. En un momento dado, para que el perro descansase (que no está para excesos) estuvimos yo sentado en un banco y él acostado en la hierba. Escribo un poco y preparo una lista de cosas que tengo que hacer en el centro. Llamo también la tienda en la que me suministran el pan de Antas de Ulla. Encargo más de los habitual porque (que no se entere la otra Lara) voy a intentar “sobornar” a Lara con una hogaza de pan de esas que tienen tanto éxito.
• 11,00 horas.- Me paso por el supermercado. Normal de gente; ni más ni menos que cualquier otro sábado. Luego por la panadería; el mismo panorama. Viene el pan caliente todavía. Aparco en el centro sin ningún problema.
• 11,30 horas.- Me acerco a la Casa Consistorial. Están de guardia dos funcionarios que conozco y les pido que me guarden un paquete durante un rato. Pasa por allí una señora echando chispas: le han cobrado en uno de los chiringuitos callejeros 26 euros por un plato de lacón cocido. Decido esperar allí por la alcaldesa Lara, con la que había quedado a las doce para charlar un rato. Se le anticipa su Jefa de Prensa, Alicia Carballedo: “Paco te importa posponer la entrevista para las doce y media, que nos han surgido unos compromisos”. Le digo que no hay problema y salgo a dar una vuelta. Paso por el campamento de la Cohors III Lucensium y han hecho jornada de puertas abiertas. La cola es enorme, cientos de personas. Si cobrasen un euro por entrar se ponían las botas.
• 12,00 horas.- Veo en una terraza a mi amigo Rafael Serrano, el albaceteño que se vino a vivir a Lugo con su esposa Quiqui por motivos de trabajo con la idea de estar aquí nada o casi nada. Y lleva entre nosotros casi medio siglo. Está tomando un vermú. Me invita, pero prefiero pasar. Lo mío son las noches.
• 12,30 horas.- En la puerta de la Casa Consistorial está esperándome la alcaldesa Lara Méndez; lleva un bonito traje de romana, rojo. “Para las noche, como hace frío tengo una especie de estola de piel que me prestó Carmen Basadre”. En su antedespacho hay dos de sus colaboradores trabajando. Charlo con ella algo más de media hora. No rehúye ninguna pregunta y lo que cuenta es interesante para conocerla mejor. Me habla por ejemplo de los mejores y peores momentos de su vida personal; los malos son muy malos. Levantamos la “sesión” cuando llega Carmen Basadre para ir a un acto en el que tienen que estar las dos. Se van con la Jefa de Prensa. Quedamos para volvernos a ver a las diez y media la noche, picar algo y tomar unas copas.
• 13,30 horas.- Por el fondo de la Plaza de España me encuentro con mi amigo Luis Lorasque, va con una pareja de extranjeros con los que ejerce de buen samaritano: “Son italianos, de Perugia, y están de paso en Lugo, hacen el Camino de Santiago y les voy a acompañar al Albergue de Peregrinos; están un poco preocupados porque les han robado la documentación”
• 14,00 horas.- Acierto del “Regina Viarium”, el vino oficial de la fiesta romana, que reparte un atractiva publicación con el programa de actos de la fiesta, tras saludarnos con un contundente “¡Bienvenidos al Infierno!”.
Me encuentro con mi hermano y su familia. Su nieta, Martina, de poco más de un año, luce un traje de romana. Intentamos tomar algo por la zona monumental, pero no se puede ni andar. Vamos al Campo del Castillo y tomamos un corto de cerveza; nos dan tapa.
• 15,00 horas.- Regreso a casa. Tomo un poco de pan y queso y me echo una breve siesta. Veo en la tele una película de guerra y me doy un breve paseo con Bonifacio. Luego repaso la Prensa, hablo por teléfono con mi hija Marta y llamó a Lorasque para que me cuenta como ha acabado su cita con los italianos: “Los llevé al Albergue y dejé encarrilado el problema de la pérdida de su documentación; el personal del Albergue me dijo que ellos se encargarían de ayudarles en la gestión. Estaban lógicamente sorprendidos por la fiesta romana; se creían que celebrábamos un carnaval y les expliqué que no, que era algo relacionado con el pasado romano de Lugo; no tenían ni idea, lo cual demuestra lo poco promocionado que esta esto.
• 18,00 horas.- Hablo por teléfono con un conocido hostelero con negocio en la zona monumental. Me dice que han tenido mucha gente, pero que de fuera muy poca. De todas formas me añade: “Muchos deben estar llegando ahora, porque está el centro abarrotado”
• 18,30 horas.- Otro paseo con el perro. Calor de verdad. El termómetro en la zona del campo en la que estamos señala 31 grados.
• 19,30 horas.- Regreso a casa y me arreglo para salir. Nunca me he vestido de romano. Y eso que yo fui de muchos disfrazarme. Pero por lo de los trajes de Roma no paso y no sólo porque cuando hace fresco me moleste llevar las piernas al aire. Pero hoy hago una concesión y me visto de romano del siglo XXI: Menos la camisa, todo es italiano. Y a la chaqueta hay que echarle de comer aparte: color salmón con unas tenues rayas azules y granates. Desapercibido no voy a pasar. Para cuando sople el viento (que soplará como ya es costumbre en Lugo en el ocaso) me llevó una pasmina a tono con la chaqueta.
• 20,30 horas.- Lugo lleno hasta los topes por el centro. En los accesos a la ciudad algunos atascos. Por lo que parece, un sector importante de la gente ha decidido viajar aquí ya bien entrada la tarde. Me doy una vuelta por todos los sitios en donde se suponía que había fiesta. Y la había. Casi dos horas caminando por el centro. Algunos en ese tiempo casi hacen un Maratón.
• 22,30 horas.- Me voy al Ayuntamiento donde había quedado con la alcaldesa Lara Méndez y con el reportero gráfico Pepe Tejero. Los dos son puntuales. En una de las mesas de la terraza de El Verruga tomamos puntillas, croquetas y zamburiñas; cerveza para beber. Las copas (gin tonic para los dos en el Ego y en la terraza del Centro. Los responsables de estos negocios Miluca, Damián y Antonio, aprovechan para hacerle sugerencias a Lara Méndez. Les escucha con atención. Carlo con ella hasta bien pasadas las 24 horas cuando llegan a recogerla su marido y su hija pequeña. La entrevista que le he hecho la podrán leer el próximo sábado en EL PROGRESO. Supongo que estos días habrán leído varias protagonizadas por la nueva primera edila. Esta no tiene nada que ver con ninguna de ellas.

• 1,00 horas.- vuelvo a darme un nuevo largo paseo por el centro para ver cómo va la cosa. Algunas zonas están tan saturadas que no se puede andar. La zona de la Plaza del Campo y alrededores están intransitables. Un profesional de hostelería (nunca llueve a gusto de todos) me explica que el calor les ha perjudicado un poco: “La gente ha bebido más cerveza y menos alcohol convencional; y hemos facturado menos. De todas formas no podrán quejar los negocios de comer y beber.
• 1,30 horas.- Me encuentro con Daria Fernández (Daria, no Daría) joven con cargo importante en el PSOE y su pareja que es un empresario, también joven, hijo del alcalde de Pol. Nos liamos a hablar; él se dedica al negocio de la madera y es responsable con sus hermanos de la explotación de la Casa Grande de Nadela. Estamos más de una hora arreglando el país. Mientras hablamos, cerca de nosotros, debajo de los soportales de la Plaza del Campo, un chalao golpea con unos palos la puerta y las ventanas de una casa abandonada. La gente se va apartando de la zona. Cuando se cansa de darle con los palos decide sustituirlos por la cabeza y se da varios cabezazos contra las maderas. Debía tenerla bastante dura porque no parecía que se hiciese daño. Fue la única nota discordante que vi en toda la noche. La gente bebía, algunos bebían mucho, pero nadie se salió de madre ni, que yo viese, creó ningún problema importante.
• 3,30 horas.- Vuelvo a dar un paseo de “inspección” por dentro de murallas; sigue el buen ambiente y el buen rollo.
• 4,00 horas.- Decido terminar la noche. Tengo trabajo para el domingo a primera hora y no tiene sentido estirar la cuerda, máxime cuando no me he perdido nada que me interesase.
• 4,30 horas.- Breve paseo con Bonifacio al que se incorpora “La Piolina”. Noche agradable y cielo despejado.
———————————————-
COSAS DE LA COMUNICACIÓN
———————————————-

- Los cinco programas de televisión más vistos del viernes:
1) “Deluxe”.- 2,1 millones de espectadores.
2) “El secreto de Puente Viejo”.- 1,9 millones
3) Informativos Telecinco 15h:- 1,8 millones.
4) Informativos Telecinco 21h.- 1,8 millones.
5) Antena 3 Noticias 1.- 1,7 millones.
——————
LAS FRASES
——————
“Nuestra experiencia se compone más de ilusiones perdidas que de prudencia adquirida” (Joseph Roux)
“El trabajo, en sí mismo, no es sino una canción triste, la protesta del débil contra el fuerte” (Frederick W.Faber)
——————
LA MUSICA
——————
CUANDO Lugo celebra su fiesta dedicada a la Roma clásica, este sitio de la música también se inclina por grandes obras de antes y compositores como Verdi, del que este “Va pensiero” es uno de los pasajes más populares de la ópera “Nabucco”

———————————-
EL TIEMPO QUE VIENE
———————————-
EL tiempo seguirá colaborando hoy con la fiesta romana. Suben las temperaturas y tendremos sol espléndido toda la jornada. Las extremas previstas son:
- Máxima de 28 grados.
- Mínima de 12 grados.

5 Comentarios a “El segundo día, minuto a minuto”

  1. Josiño da Pirindola

    Le preguntó un turista al borrachín del pueblo: “¿Qué hacen ustedes para tratar el agua que beben?”. Respondió este: “Primero la hervimos dos veces. En seguida la filtramos. Después le añadimos cloro. Y por último, para mayor seguridad, bebemos cerveza”.

    Tras los arbustos del parque una joven pareja retozaba desaforadamente. Ella se puso en pie de pronto, y al tiempo que con premura se arreglaba las ropas le dijo al galán: “gusto en haberte conocido, guapo. Y perdóname, pero creo que ahí viene mi autobús”. Ya lo lo dijo Cicerón en sus Catilinarias, !oh tempora oh mores!

    Un ligón con mucha actividad hormonal y muy poca neuronal le dijo a la curvilínea enfermera: “Me gustaría sufrir un accidente, para que me atendiera usted”. Le respondió ella: “Tendría que ser un accidente muy especial. Soy partera y matrona”.

    El yerno le dijo a su suegra: “Me encanta mirarla por el extremo opuesto del telescopio, querida suegra. ¡Se ve usted tan lejos!”.

    El doctor se fué a un Congreso. En el bar del hotel conoció a una atractiva rubia. Entabló conversación con ella, y le invitó una copa. Ella la aceptó, y luego pidió dos o tres más. Animado por esa acogida el facultativo pensó en otra, y le propuso a la chica ir con él a su habitación. Le dijo ella: “Si perteneces a la seguridad social, te daré cita para dentro de seis meses. Si eres particular, te cobraré 50 € por 15 minutos”.

    En el autobús de pasajeros una señora se angustió porque en ese momento su niño se había tragado una moneda. Un pasajero sugirió que de inmediato el niño fuera llevado a un hospital. Otro, sin embargo, se ofreció a resolver ahí mismo el problema. Sin decir palabra le apretó con gran fuerza al pequeñín la parte correspondiente a la entrepierna. El chiquillo lanzó un grito de dolor y escupió la moneda. “¡Gracias, señor! –exclamó con alivio la señora, pues andaba algo escasa de monedas–. ¿Es usted médico?”. “No –respondió el hombre–. Trabajo en Hacienda, y soy experto en apretar y exprimir los cataplines a la gente para sacarles la pasta”.

    A las cinco de la mañana entra el rudo sargento en la barraca y les grita a los reclutas: “¡Levántense, bastardos!”. Todos saltaron de sus literas, menos uno, el pelota que le dijo calmosamente: “Hay muchos ¿verdad, mi sargento?”.

    Muy contento le dijo un tipo a otro: “Acabo de ser admitido en una nueva congregación religiosa. Nuestro Decálogo no tiene el sexto ni el noveno mandamientos, y los otros ocho son simples recomendaciones”.

    El conde de Olivar, caballero de la Edad Media, iba a combatir en las Cruzadas, acción que lo mantendría ausente de su casa durante largo tiempo. Para salvaguardar la fidelidad de su mujer, le hizo colocarse un cinturón de castidad. Antes de partir, sin embargo, le dijo muy preocupado: “Petronila, no vaya a ser que se me pierda la llave del cinturón de castidad. Te voy a dejar el duplicado”.

    Un tipo estaba en el hospital, vendado de pies a cabeza como momia egipcia. Llegó un amigo a visitarlo, y le preguntó consternado: “¿Qué te sucedió?”. Dice con voz lastimera el infeliz: “Traté de seducir a una mujer, se puso furiosa al oír mi proposición, y me atacó con un mazo de herrero. Me fracturó el cráneo; me quebró la nariz y la mandíbula; me partió unos cuantos dientes; me rompió las costillas y me fracturó los brazos y las piernas”.
    “No le hagas caso –lo consoló el amigo–. Se está haciendo la difícil”.

  2. Cristina

    Que un pelegriño vido da Perugia non sepa que estamos de Arde Lucus… nin me importa nin me preocupa… O que me costa entender é que os propios lucenses nin se paren a ler o seu programa de festas, nin vexan nada del concretamente e só se dediquen a pasear “disfrazados” e a ver “o que lles cadrou de paso”…

    Tamén me preocupa que os propios axentes da policía local ou de protección civil non sepan indicar onde está o Paseo Vila de Foz pra vela Queima da Moenium… a un matrimonio cordobés.

    E tamén me corroe que se diga que non se fai promoción cando temos durmindo nos hoteis ou incluso nos polideportivos do concello de Lugo a xente vida dende Roma, Astorga ou Braga.

    Pero aí está: Sábado noite, Pza de Sta María, Actuación fabulosa e preciosa do Bruxo Queimán e seu musical…e aí falo con dous matrimonios vidos dende SEVILLA a coñecelas nosas festas porque son “las séptimas en importancia en todo España”…non souperon dicirme de onde sacaron tal información…pero que importa: aplaudían a rabiar e estaban encantados co noso ARDE LUCUS!

  3. Bolita

    ¿Se sabe algo de Pulpeira? Parece que el caloret no sólo ha llegado a Lugo, tambien a New York:

    https://yeclaofertas.files.wordpress.com/2013/09/estatua-de-la-libertad-tiene-calor-y-se-pone-el-bikini-yecla-ofertas-top-chistes-grc3a1ficos-en-facebook.jpg

    cabaret vintage en cualquier bar con ideas…https://youtu.be/Mx_0LK1DfrE

  4. Bolita

    https://youtu.be/Mx_0LK1DfrE

    Creo que voy a invitar a Trifon a tomarnos unos güisquecitos y a darnos un garbeo sino por el Caribe, por las Cíes con esta caló:

    https://vimeo.com/102506435

  5. Matesa Bourio

    Hola, Paco! El violinista del que hablas, y del que me hice buena amiga (también tenía amigos mas jóvenes que yo, músicos y artistas, y nosorganizaba comidas ricas en su casa) se llamaba Jorgen Fisher Larsen, pero era danés y vino con la Sinfónica de Odense, Dinamarca. Muy buena gente, culto e inteligente, lamentablemente delicado de salud. Murió de repente, después de un concierto creo que en su país, y en Lugo tuvo una misa en su recuerdo en la capilla de San Roque. Lástima que en Lugo no hubiera entonces tanto interés (o permisos de los padres) para aprender música, porque tenía pocos alumnos y de vez en cuando debía ir a hacer algún bolo por el extranjero con su antigua orquesta, para no morirse de hambre en España. También fue para tratarse de un tumor, ya que en España no tenía Seguridad Social y que allí se trataba con la opción (oficial) de la Homeopatía. Se curó, pero siguió con sus achaques de organismo delicado. Un saludín. Matesa

Comenta