¡QUÉ FAENA!

LA noche de finales de septiembre que por teléfono mi amigo M.M. me hablaba del robo de que habían sido víctimas él y los suyos, me ponía énfasis en resaltar que, cuando se enteraron, solo les preocupó si le podía haber ocurrido algo a la servidora doméstica que tenían en casa y “o canciño”, que es su mascota. Una vez que supieron que todos estaban bien, les importó bastante menos que dos ladrones hubieran entrado en su vivienda unifamiliar de la zona de la Aceña de Olga y se hubiesen llevado joyas y enseres por valor de casi 30.000 euros. Se lamentaba también de que los delincuentes le hubiesen sacado a la sirvienta el dinero de su propiedad, que los dueños de la casa se apresuraron a reponerle.
Por todo esto me imagino como se habrán quedado cuando se han enterado que nada era como parecía y como la sirvienta había contado; porque ella, la sirvienta, se lo había inventado todo y era por lo tanto la autora del delito. Llevaba 10 años en la casa y habían puesto la mano en el fuego por ella; menos mal que fue en sentido figurado, porque de lo contrario se hubiesen quemado. Aun encima.
———-
NIEBLA
———-
YA sé que soy un caso raro: me gustan los días de niebla. Y las noches. No me importaría vivir en un sitio de nieblas permanentes y por eso estoy especialmente a gusto en jornadas como la de ayer.
Madrugué; aún no había amanecido cuando di el primer paseo con Manola y al borde de las nueve me decidí a dar un paseo por el centro para hacer la compra. Manola no quiso y se volvió a acurrucar en su “cama”.
Cogí un pan de Antas en perfecto estado en el Gadis de la Aceña de Olga, no sin antes sacarle inmediatamente el plástico con el que venía protegido. Las envolturas de plástico destrozan el pan. También me pase por el Don León que está justo al lado del supermercado. Abarrotado. ¿Cómo es posible que haya tanta gente que puede permitirse salir a desayunar fuera cuando en casa cuesta la cuarta parte?
A las diez de la mañana seguía la niebla espesísima.

———————————————————–

… Y EL TERMÓMETRO MARCABA 3 GRADOS
———————————————————–
…CUANDO llegué a la Plaza de España y me encontré con Juan Méndez, otro madrugador, que ya regresaba a casa después de desayunar fuera. Le convencí para dar un paseo y recorrimos una zona del casco histórico. Estaba casi desierto Lugo a esa hora y en los comercios los trabajadores, de brazos cruzados. Yo creo que en Lugo, incluso los días normales, no haría falta abrir a las diez, que a las once sería suficiente. Es una opinión y puede que esté equivocado, pero en esas primeras horas tengo la sensación de que en Lugo las ventas son mínimas.
———–
OKUPAS
———–
SERÍAN las once de la mañana cuando nos encontramos con María la esposa de Juan y más tarde con Tano Fontenla y su esposa. Estuvimos charlando un rato y salió el tema de los okupas. Cada uno aportó alguna historia o experiencia personal. Y supe de un caso que afectó a una de las casas del centro, vacía en aquel momento y pendiente de iniciar obras importantes en el interior. Llegaron unos okupas que podían perturbar el desarrollo de los trabajos. El propietario estaba desolado y a punto de realizar una denuncia cuando se encontró con un amigo que le aconsejó bien: “No denuncies nada que las denuncias eternizan el problema. Haz “esto”. Y “esto” era enviar una brigada que empezó desde le portal a demoler las escaleras. Cuando los okupas oyeron el ruido de las mazas golpeando sobre las escaleras salieron alarmados:
- ¿Qué hacen?
- Tirar las escaleras.
- Pero nos van a dejar aislados. No vamos a poder bajar.
- Si no se marchan, sí; pero ese es su problema.
Y se fueron inmediatamente.

—————————————
TAPA DE SARDINAS EN LATA
—————————————
REGRESÉ a casa justamente al mediodía, alrededor de las doce, cuando ya tenía todas las tareas hechas. No había tomado nada desde la noche anterior ni tenía pensado comer, cosa habitual, pero me entraron ganas de tomar una tapa. Y me decidí por una de sardinas en lata, con el pan de Antas, ayer especialmente bien cocido, y medio vaso de vino. ¡No saben lo bien que me supo! Realmente en esto de comer puede ser uno feliz con muy poco. En aquel momento no hubiese cambiado las sardinas en lata con pan de Antas y un poco de vino por ninguna otra cosa
—————————————-
PRECIOS, EN LUGO MÁS BAJOS
—————————————-
COINCIDENCIA, ayer en el Telediario de la 1 dieron desde Santiago un reportaje sobre los precios del marisco en los mercados de estos días. Puse especial interés para ver la diferencia, si la había, que podía existir entre los precios de la plaza de Compostela y la de Lugo que precisamente había recogido del mercado del viernes, aquí en la bitácora. Sensiblemente más baratos en Lugo. Dos casos especialmente llamativos: los camarones estaban en la plaza de Lugo a 29,50 euros el kilo; en la de Santiago a 50 euros; las centollas en Lugo a 13,90 euros kilo y en Santiago a 20 euros.
——————————————————-
DEPORTE LUCENSE, JORNADA REDONDA
——————————————————-
LOS dos equipos lucense de élite, los que tienen más seguidores, saldaron un sábado glorioso: el Lugo se mantiene en los puestos de arriba ganado al Lorca a domicilio (1-2) y el Breogán, sin especiales dificultades superó al Manresa, gran favorito de la competición (98-81). Los lucenses, en el año de su cincuentenario, se mantienen líderes e invictos. En los dos casos no se puede pedir más.
——————————
SIN COMENTARIOS
——————————
Carmena y Colau, juntas en un foro: “Nunca pensamos que la extrema derecha resurgiría en España”
(Emilia Landaluce, periodista: “Nunca pensaron en realidad”)
—————————
REFLEXIONANDO
—————————
¡Y es posible que sea la próxima presidenta de la Generalidad. Marta Rovira, que encabeza la lista de ERC para el 21 D, es una persona que no parece estar en sus cabales. Un mono loco con una ametralladora a mano no tiene más peligro. De verdad: con gente como esta en un posible gobierno las cosas no solo no mejorarán; es que irán a mucho peor.
———-
VISTO
———-
LOS gatos, en general, dominan y asustan a las aves, pero hay excepciones. Vean como estos loros han perdido el respeto a los mininos.

———-
OIDO
———
EN la radio al director de cine José Luis Garci, al hablar del At. de Madrid, equipo del que es seguidor y referirse a dos de sus jugadores más emblemáticos, Calleja y Garate, precisamente los que hicieron el saque de honor en la inauguración del nuevo Metropolitano. Decía Garci, que además de grandes jugadores, se habían preocupado de estudiar y de hacer cosas importantes después de dejar el futbol: Calleja es procurador y abogado y Gárate ingeniero.
———–
LEIDO
———–
PARECE imposible que existan casas así. En la sección de inmobiliaria y diseño de El País publican un pequeño reportaje, con fotos incluidas, de una mansión de la Costa Azul. La parcela tiene casi 150.000 metros cuadrados y el edificio 1.672 metros construidos. ¿Y el precio? Siéntense para no desmayarse: ¡350 millones de euros!

——————
EN TWITER
—————–
- FRENOPATIX: Me he apuntado a clases de charleston y cuando he visto de qué se trataba me he quedado múdeston.
- HUH:
-Hijo, ¿cómo se llama ese cantante de trap que tiene el bachiller?
-Jajajaja. Qué cabrón eres, papá.
- ZOTON: Le quitas la parte de estar despierto, y la vida es maravillosa.
- MISS TEDIOSSA: Si hubiera una invasión alienígena, yo me voy con ellos.
- TITA DINAMITA: “Mañana me pongo a dieta” significa en realidad “hoy me como hasta al perro”.
- LA MADRE DE GILA:
-Cariño, ¿crees que lo nuestro se está enfriando? -No creo, un cordial saludo.
- CACHA FLACA: Siempre que veo una chica, le echo agua. Es que soy muy mujer riego.
- EMILIO STEVENSON: Detectar el momento en el que hay que dejar la manada antes de que se convierta en rebaño.
- ANA SOL: Quería poner una lavadora y me he puesto yo.
- ZEN AKA “EL GALLEGO”: Tengo una finca que linda por el norte y horrible por el sur.
- PUNTY:
-Qué hacías antes de conocerme?
-Esquivarte.
- REGALIZ: A mí no me digas lo que quiero oír, que por ahí no es.
- CATAPERDIS: Si no ha tropezado con ninguna piedra se le asignará una de oficio.
- TXEMA PINEDO:
-¿Qué tal el curso para fomentar el respeto al
prójimo?
-Lleno de hijos de puta.
- COSAS: Lo peor de ser una persona cuerda son los nudos.
- ELISABETH G. IBORRA: Cabemos a 200 gilipollas por persona con sentido común y buen gusto.
- PIZCA: Yo todo lo arreglo comiendo. Menos cuando no tiene arreglo, entonces bebo.
- HANK SOLO: El catalán es un idioma único. Es la única lengua en el mundo que no se habla para comunicarse, sino para molestar a los que no la hablan.
- ESPACIO PROTEGIDO: Cada vez que cruzo la calle miro a la izquierda y a la derecha, no vaya a ser que venga una de las dos Españas y me atropelle.
- PILAR ESPINOSA:
-Qué ganas sonriendo?
-Nada, yo sonrío sin ánimo de lucro.

———————————————
EL BAUL DE LOS RECUERDOS
———————————————
¿Y que ocurría antaño cuando se producían cortes de agua? La única solución: armarse de cubos y garrafones e irse a las fuentes públicas a aprovisionarse. Como la necesidad era generalizada y no había muchas fuentes, lo normal era encontrarse con largas colas y por lo tanto disponerse a pesar de muchos minutos.
Los que vivíamos en la zona de Recatelo íbamos a una fuente que estaban un poco después de la Puerta de Santiago, más abajo del Colegio de las Josefinas, en el desnivel del Hospital de San José. Juraría que aún está allí, aunque lleva mucho sin funcionar.
Otras alternativas del centro: una fuente cerca de la Catedral, al fondo de la Plaza de España, en el lateral del edificio de Abanca. Una más en la Plaza del Campo del Castillo. Otra en la Plaza de Santo Domingo, al lado del convento de las Madres Agustinas. Otra más en la Plaza del Ferrol, delante del Cuartel de San Fernando. Son las que ahora se me vienen a la cabeza y por el centro no creo que hubiese algunas más.

En las colas de las fuentes estaba todo el mundo y la inmensa mayoría tenía que trasladar contenido y continente a mano y a pie. Ahora casi todo el mundo tiene coche. Antes casi nadie tenía coche. Concretamente en mi barrio, para uso de la familia, no había NI UNO.
————————————–
EL RINCON DEL LECTOR
————————————–

- CHOFER, ¿mala memoria?
“Hombre, cortes de agua, lo que se dice cortes de agua, la verdad es que no los recuerdo en el Lugo de Fonte dos Ranchos allá por los 50 . En O Chapuzo nunca hubo escasez de ella, para las madres que llevaban allí la ropa a lavar. Cierto es que entonces, las casas tenían pozo propio en la huerta con la que contaban los solares de la época. Y ya desde que se instaló la traída de aguas y llevada de residuales, no recuerdo cortes. Fue bonito ver urbanizar la Calle Tuy pasando de la tierra al adoquín.
RESPUESTA.- Pero los había (y muchos) entonces y hasta hace poco también. ¿O no te acuerdas del espacio casi fijo que había en Radio Lugo y en Radio Popular, después de comer casi siempre, para avisar de las calles afectadas?
——————————–
EL OCTOPUS LARPEIRO
——————————–

LOS MARAGATOS Y UNA RECETA
“Las penas son de nosotros/las vaquitas son ajenas/y prendido a la magia de los caminos/el arriero va…el arriero va…”
(Atahualpa Yupanqui)
Antes de que nos invadieran asfaltos y raíles, el transporte de mercancías desde la costa al interior, y viceversa, se hacía con la ayuda de animales de tiro. En Galicia tuvieron una importancia vital los maragatos que durante muchos años aseguraron el comercio con Castilla. En un primer momento utilizaban recuas de mulas y con la mejora de calzadas y cañadas empezarían a usar carromatos. Habían nacido los míticos arrieros maragatos. Eran casi errantes y nómadas, como los beduinos pero sin camellos, y tenían fama de ser gente seria, laboriosa y honrada. Alguien en quien confiar. La casa de la tribu era de piedra con un gran patio central para resguardar mulas y carromatos. La entrada se hacía a través de un gran portón que todavía hoy se conserva en los pueblos de la comarca con capital en Astorga.
En su continuo transitar los arrieros maragatos cargaban en los puertos gallegos y especialmente en el puerto coruñés pulpo seco, bacalao salado, congrio, arenques y sardinas ahumadas y se traían legumbres, aceite, sal y pimentones. Como es lógico suponer, la alimentación se basaba en lo que cada cual llevaba en las alforjas o de lo obtenido de los trueques en los grandes mercados y ferias de los pueblos por los que se movían.
Cuenta la leyenda que en estas ferias, donde coincidían los arrieros para hacer sus tratos, cada maragato llevaba un pedazo de carne sujeto con una cuerda y en el otro extremo llevaba apuntado el nombre de su dueño. Se introducían en el caldero comunitario donde el cocinero se encargaba de cocinarlo. Para hacerlo más sabroso le añadían los productos de los que disponían, en este caso aceite, pimentón y sal. Así nació la carne ó caldeiro que tendría el mismo origen que el pulpo á feira. Ambos platos triunfaron, y de qué manera, en tierras galaicas. El origen por tanto es maragato aunque sea un plato producto de la aplicación de recursos disponibles, como tantos otros. Es curioso comprobar que estas dos recetas, muy parecidas, conforman el núcleo principal del menú de las fiestas de Lugo por San Froilán.
La llegada de los medios de transporte modernos, especialmente del ferrocarril, acabaron con esta forma de vida pero sus recetas aún perduran. Muchos maragatos continuaron con el comercio fundando ultramarinos en las ciudades por las que transitaban y dándoles especial importancia en sus establecimientos a los productos que transportaban en su antigua forma de vida. Casi enfrente de mi casa hay uno de ellos en donde compro un magnífico bacalao, aceite, pimentón, el compango de la fabada y más de tarde en tarde, verdinas o unos Nicanores de Boñar.
Para la receta de la carne ó caldeiro es importante elegir una buena pieza de ternera, siendo lo más habitual emplear falda o morcillo aunque haya más cortes aptos para la ocasión. En poco aceite doramos la carne con el fuego a punto de arrebatarse. Cuando se
ponga morenita, añadimos agua -huelga decir que esto último hay que hacerlo con cuidado para no acabar en urgencias con quemaduras de un cierto grado- y el necesario unto. Cuando la carne comience a estar tierna, añadimos las patatas en forma de cachelos y rectificamos el punto de sal. Dejamos cocer hasta que se hagan, lo que debe coincidir con el momento en que la carne esté tierna y gelatinosa. Servimos en una fuente con un poco de caldo de la propia cocción. Dejamos caer un orballo de pimentón y rociamos con un buen AOVE. No me pregunten por el tipo de pimentón, depende de si les gusta o no el rock&roll. No les reprocharé que lo sirvan en los platos de madera como si de pulpo á feira se tratase.
Los maragatos fueron de los primeros pobladores de La Patagonia donde fundaron varias ciudades y el traje típico de La Maragatería tiene muchas similitudes con el de gaucho, pero esto es ya otra historia.

————————–
CENA Y COPA CON…
————————–
CONSUELO FOLGUEIRA.- RECUADRO UNO (1)
Hago con Consuelo un repaso de la hostelería lucense de mitad del siglo pasado y le echo una mano a la hora de recordar nombres: “Para comer los locales del centro más populares y concurridos, además del nuestro, eran “Verruga”, “Ferreirós”, “La Barra”, “La Coruñesa”, Casa Marbán”… ¿”Casa Bao”? No me acuerdo de ese, pero si tú lo dices… Para los vinos había en el centro una oferta muy superior a la de ahora. Partiendo de la Plaza del Campo teníamos zonas, la Rúa Nueva por ejemplo, en la que había un bar casi en cada casa. Y algo parecido en la propia Plaza, y en la calle de la Cruz. Y diariamente más clientes que en la actualidad. Ahora son los fines de semana. Antes eran todos los días. Además la oferta fuera del centro era mucho menor. Los locales del extrarradio eran tascas dedicadas sobre todo al vino tinto gallego, el barrio de Recatelo resultaba el más frecuentado para beber vino de la tierra. Pero las tazas de Ribero, los vasos de Castilla (que así se pedía el vino blanco de la zona de León) o los porrones de clarete de Cacabelos, se servían masivamente por el centro, en la mayoría de los sitios con tapa, aunque había algunos locales que no la daban, porque según ahora las tapas tienen la misma importancia que el vino, antes algunos bebedores, si el vino era bueno, aceptaban que no hubiese tapas. Había grupos que salía casi a diario y que se recorrían fácilmente una docena de locales. Ahora se para más en los bares. Antes las tertulias eran mínimas”.
CONSUELO FOLGUEIRA.- RECUADRO DOS (2)
Hablamos de una época de privaciones, de familias numerosas que hacían más difícil la subsistencia y de escasa capacidad económica de una mayoría. Sin embargo los lucenses tomaban mucho más marisco del que toman ahora. Consuelo recuerda: “Nosotros, todos los días, teníamos casi asegurada las venta de 20 kilos de calamares que comprábamos en la plaza de Lugo en el puesto de Francisco Armas, más conocido por “Paco del pescado”. Y después todos los días nos llegaban de El Grove langostas, centollas, nécoras, ostras, percebes… y se vendía todo. Yo creo que no hay en Lugo ahora ningún restaurante que sirva tanto marisco como nosotros entonces y eso que aparte de los problemas económicos de las familias, Lugo era mucho más pequeño y no había ningún turismo. Y no éramos nosotros los únicos que servíamos marisco en cantidad. Los demás también. Yo creo que había varias razones; la primera que era mucho más barato. Personas con sueldos pequeños no pueden ahora pedir marisco en un restaurante. Antes sí.”
Le propongo a Consuelo una causa: ¿Y no sería que aquellos lucenses de clase media tirando a baja eran contenidos en otros gastos? Pocos tenían vivienda propia, pocos iban de vacaciones, pocos tenían coche y otro tipo de vehículos, pocos también hijos estudiando fuera… ¿Por eso de vez en cuando podían tomar marisco?
CONSUELO FOLGUEIRA.- TEXTO PRINCIPAL
Consuelo Lamela Folgueira, nacida en Vilachá de Mera y vecina de la capital desde niña, viuda, dos hijos (chico y chica), dos nietos. ¿De profesión? Cuando llega ahí le cuesta concretar porque ha hecho casi de todo. ¿Y por qué viene a esta sección? Lo explico rápido y ojalá ustedes lo entiendan: Hace unas semanas estaba en el Museo Provincial charlando con Encarna Lago, gerente de la Red Museística Provincial. Ella pretende escribir un opúsculo sobre la hostelería lucense del pasado y remontarse a los bares y restaurantes más antiguos. Me pidió que le echase una mano para confeccionar una relación de los más populares y empecé a dar nombres. Cuando llegué al Bar Restaurante Club (más conocido por “El Celita”), una joven que estaba en el despacho de Encarna y que no me habían presentado intervino:
- ¿Te acuerdas de “El Celita”?
- ¡Claro! Era muy niño cuando lo frecuentaba con mi padre.
- ¿Y de los calamares fritos que eran una de las especialidades de local?
- Por supuesto. Magníficos, muy apreciados. Los vendían también para llevar a casa. Cinco pesetas costaba un cucurucho hecho con las páginas de El Progreso y lleno hasta arriba.
- ¿Pues sabes una cosa? Mi madre era la que los freía. Por los 50 estuvo trabajando allí unos 10 años, ayudaba en la cocina…
La joven que me hablaba, Cristina Fernández Lamela, diseñadora gráfica y directora de una Galería de Arte. Le pedí el teléfono de su madre para hablar con ella, con la seguridad de que partiendo de unos excelentes calamares fritos se podía mantener una conversación que diese de sí como para hacerles pasar a ustedes, los lectores, un rato agradable. Y a los pocos días, en una de las primeras noches del otoño de verdad, me vi sentado con Cristina y Chelo, en una mesa del restaurante O Portalón, en la calle Germán Alonso, que elegimos porque está muy cerca de la casa en la que Chelo vive, sola y con una actividad impropia de alguien tan entrado en años:
- Chelo, verás, porque si no te importa nos tuteamos, yo solo sé de ti que hacías unos calamares fritos que eran famosos en Lugo, pero eso no llega para una entrevista de siete folios que entretenga al lector.
- Pues puedes empezar por preguntarme el secreto de aquellos calamares que gustaban tanto.
- Pues venga; ¿cuál era el secreto?
- Ninguno ajeno a la calidad del producto; eran muy buenos, de la ría de verdad, se rebozaban en harina, se freían en buen aceite y listo. Ahora se pueden hacer exactamente igual. Pero hay que pagar el kilo a no menos de 25-30 euros. Yo los sigo haciendo así y salen exactamente igual que los de antes.
Se inició muy joven Chelo en la Hostelería: “Vivía en las afueras y como Lugo estaba muy mal iluminado tenía miedo al regresar andando a casa por la noche. Entonces nos vinimos a un piso del centro donde nos cedieron una habitación. Estaba en la calle Obispo Basulto y era propiedad del dueño de “El Celita” que estaba enfrente. Empecé a ir a ayudar al restaurante, fregaba cacharros y me fijaba mucho en lo que pasaba en la cocina. Pronto estaba en los fogones. Pasé allí casi 10 años y otros tantos más o menos en el bar Ramón de la Rúa Nueva”.
Mientras cenamos (croquetas, almejas a la marinera y un poco de carne) me da Chelo una visión de lo que era la hostelería lucense de aquellos años 50-60: “Además de muchos marisco (insiste en que estaba al alcance más que ahora de la gente modesta) la caza estaba presente en todas las cartas y por supuesto los platos típicos gallegos: caldo, cocido con su correspondiente sopa… Y por lo que se refiere a los postres el de mayor aceptación era la tortilla al ron; que proporcionaba un final muy agradable a las mejores comidas. Ahora ha desaparecido de todas las cartas y no lo entiendo. Supongo que porque hacerla es laborioso; pero se está privando a los clientes de un postre de los mejores. ” ¿Y el chateo? Se bebía vino, del Ribero y en taza preferentemente, el tinto en alguna zona concreta, algo de vermú y muy poca cerveza, salvo en algún local especializado como el Calvo. Muchos establecimientos no tenían ni grifo; se despachaban botellines y no muchos” ¿Y copas? “Muy pocas también; coñac para los hombres y algún licor para las mujeres; pero lo que mandaba era el vino”
- ¿Algo de antes que no haya ahora?
- Se cantaba mucho y no sólo en los vinos de la tarde noche, sino después de las cenas. Cantaba casi todo el mundo. Era lo mismo una cena de obreros, que otra de médicos o abogados o funcionarios o cenas de familia; al final se cantaba. Y pasaba en la mayoría de los locales y hasta tarde; lo de trasnochar no es de ahora.
¿Y recuerda Consuelo lo que ganaba entonces? La pregunta tiene una respuesta sorprendente: “Nada, nunca cobré un céntimo. Me mantenían, me compraban ropa, me daban para el cine… pero sueldo-sueldo, nunca tuve. Y no sólo en mi paso por la hostelería; también hice sustituciones en escuelas de la provincia, dando clase a niños…” ¿Pero eras maestra?: “No, pero había estudiado hasta segundo de Comercio. Antes las cosas eran así.”
Con medio siglo ella tuvo que dar un giro a su vida: “Llevaba casi 20 años sin trabajar, se murió mi marido y empecé de nuevo porque tenía dos hijos estudiando fuera. Trabajé de limpiadora en el Hospital, y por la noche, hasta las dos de la madrugada, en un gimnasio. Y no me jubilé hasta los 70 años y aquí estoy, con 82 y en general muy bien. Cocinando todos los días para mí y para mis hijos y para mis nietos.
Una luchadora Chelo, con la que vuelvo a recordar escenas de “El Celita”, como aquella habitual de las actuaciones de Jhon Balán, el hombre-orquesta de Pontevedra, que periódicamente venía a Lugo, porque “aquí ser come muy bien” y como cobraba en especies… También la afluencia especialmente grande de clientes en las tardes-noches de los domingos, porque el bar tenía una pizarra en la que se exhibían los resultados de los partidos de futbol de Primera y Segunda División, también el del C. D. Lugo, que militaba en Tercera, y los signos de la quiniela.
———————————————-
COSAS DE LA COMUNICACIÓN
———————————————-
- En televisión estos han sido los programas más vistos del viernes:
1) Informativos Telecinco 21h.- 2,4 millones de espectadores.
2) “Tu cara me suena”.- 2,1 millones.
3) “Pasapalabra”.- 2,1 millones.
4) Telediario 2.- 1,9 millones.
5) “La Voz”.- 1,8 millones.

- En el duelo Antena 3-Telecinco por el prime time de los viernes, el último “Tu cara me suena” ha vuelto a imponerse a “La Voz”.
- “Arde Madrid” se titula la serie dirigida y protagonizada por Paco León para Movistar sobre Ava Gardner y su escandalosa vida en Madrid, que fue su residencia durante un tiempo a mediados del pasado siglo.
- Mediaset ha renunciado a dar el Mundial de Baloncesto de 2019 tras haber adquirido los derechos. No está claro que esto sea definitivo y podría ser que, según la evolución de la representación española en el torneo, la cadena de Berlusconi reconsiderase su postura.
- Según ECOteuve Cuatro prepara un nuevo programa sobre relaciones amorosas, para las tardes. Una de sus novedades que se emitiría en directo. Este género le está dando a la cadena muy buenos resultados como se demuestra en “First Dates”, que ya lleva año y media en antena o la audiencia notable de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”, que la próxima semana cede su sitio a otro programa del mismo estil o “Granjero busca esposa”

—————————————–
LA RUTA BONIFACIO-PIOLINA
—————————————–
PASEO con Manola en medio del frío y la niebla. Esta viene siendo la tónica de las últimas jornadas, pero está situación parece que toca a su fin.
——————
LAS FRASES
——————
“Impopularidad tiene asegurada todo el que goza de popularidad” (Anatole France)
“El sueño alimenta cuando no se tiene que comer” (Menandro)
——————
LA MUSICA
——————
UNA joya musical: el sonido inconfundible de la Orquesta Aragón con el “refuerzo” de la trompetista holandesa Maite Hontelé que ya es una de las grandes de la salsa. El tema pertenece al LP “Cuba Linda”, grabado en La Habana en mayo de este 2017.

——————————–
EL TIEMPO QUE VIENE
——————————–
MUCHO frío cuando no haya sol y temperatura agradable cuando luzca, que será la mayor parte del día. Parece que a mitad de la semana que entra, miércoles o jueves, llegarán las lluvias a esta zona. Para hoy las temperaturas extremas previstas son:
- Máxima de 17 grados.
- Mínima de 2 grados.

4 Comentarios a “¡QUÉ FAENA!”

  1. Chofér

    El gran éxito del LUgo del 67, fue el nacimiento del Breogán . Dedicado a sus creadores por ponernos al día en el mapa español .
    Lista de Exitos 1967
    https://www.youtube.com/watch?v=Ad_cS0RZs5g

  2. SOCIO DEL CIRCULO

    Falta menos de una semana para que se celebre la fiesta de otoño del Círculo y todavía no sabemos en que va a consistir. ¿Lo sabes usted Rivera, que suele estar al tato de lo que pasa en nuestra sociedad?

  3. Chofér

    Paco, dime si no merece el primer premio de “Canto mantén a fariña”, este nuevo negocio . “Baños de bosque, la última tendencia contra el estrés”.
    http://www.elmundo.es/vida-sana/bienestar/2017/11/13/5a05c253268e3ec0358b4658.html?cid=OUTSINER001&s_kw=expansion

  4. rois luaces

    La citada sentencia de Menandro se decía en gallego: Á cama, que o sono mata a gana.
    (Nota adicional: somnum: sono de dormir, somnium: soño de soñar, en castel. confluyen fonéticam. en un mismo ’sueño’)

Comenta