CULPABLE: LA TORMENTA

Desde ayer jueves a media tarde, tengo diversas averías en casa producidas por la tormenta. Me he quedado sin la televisión y sin Internet. Esta vez no hay otros culpables que las condiciones meteorológicas. Estoy a la espera de una solución. Mañana sábado supongo que ya podremos regresar con ustedes. Disculpas. Las espero mañana.

Comenta